AVISOS URGENTES
Estamos en el Tiempo Ordinario. Ciclo C.
noviembre 2017
L M X J V S D
     
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
NOTICIAS IMPORTANTES
Estamos renovando la página Web de la Parroquia.

I.D.R.

Itinerario Diocesano de Renovación                                                                 (Ver al final Imagen de la Peregrinación a Jerusalén)

Logo RenovaciónEl nuevo ‘Itinerario Diocesano de Renovación 2010-2014’ se plantea como un viaje, un camino a recorrer a lo largo de cuatro años. Por ello, el manual se articula en torno a ocho secciones que actúan como una guía para el “viajero” y sus “acompañantes”. A dónde viajar, para qué, con quién, qué equipaje llevar, cómo serán las jornadas a recorrer…son algunas de las cuestiones que se abordan a través de explicaciones esquematizadas.

Todo ello está acompañado de vistosas ilustraciones que definen perfectamente la temática de cada una de las secciones.

A través de las más de cien páginas, precedidas por una carta pastoral del arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, este itinerario desglosa la actuación pastoral a llevar a cabo durante cuatro años divididos en ciclos,.

En cada uno de los ciclos se aborda una enseñanza diferente que deberá ser transmitida a lo largo de todo el año: la preparación del proyecto, la vocación, el encuentro de Cristo -la comunión- y la misión.

Todo ello a través del Evangelio y, más concretamente, con el pasaje de Emaús.

Otros dos textos del Evangelio que marcan el Itinerario son Mc 3, 13-14 (“Llamó a los que Él quiso” y Lc 19, 28-40 (“Jesús echó a andar adelante, subiendo hacia Jerusalén”)

Así lo describe monseñor Osoro en su carta pastoral (págs. 15 y 18) aseguran do que este itinerario “quiere ser un instrumento para poner de manifiesto la presencia de Jesús en el caminar de nuestras vidas”. Y también quiere ser “un medio para descubrir, a muchos hombres y mujeres, la presencia salvadora de Jesús, para ayudarles a reconocer que el que camina a su lado es Jesús Resucitado.”

Es pues, “un tiempo de oración, de estudio y de acción que nos lleve a consolidar las bases de la tarea de nuestra Iglesia en Valencia tiene encomendada: proclamar la Buena Noticia del Evangelio, anunciando a Jesucristo Resucitado en este momento de la historia”, concluye el prelado.

I.- Un viaje apasionante, ¿A dónde? ¿Para qué?

*Ayudar a madurar una actitud de fe entendida como adhesión personal al Señor Jesús y favorecer la comunión con Jesucristo.

*Para ayudar a vivir la identidad cristiana.

*Para fomentar la unidad y la visibilidad de la Iglesia Diocesana, convocando a todos sus miembros.

*Para potenciar la misión de nuestra Iglesia y de todos sus miembros en el mundo de hoy.

II.- ¿A quiénes invitamos?

Los no cristianos que sienten necesidad de encontrar un nuevo sentido a su vida.

Los bautizados que viven al margen de toda vida cristiana (cristianos no practicantes).

Los que participan en las tareas de la Iglesia.

Los que acuden a la Eucaristía dominical.

III.- ¿Con quién vais a viajar?

Pequeño grupo+animador-Parroquia

Grupos reducidos de aproximadamente 15 personas para facilitar el diálogo, la búsqueda, la oración en común y la intercomunicación.

Tres características:

1. Fraternidad directa y real entre personas.

2. Corresponsabilidad.

3. Unidad en la diversidad.

El animador tiene tres tareas: guiar, tejer vínculos y explicar. Debe ser un creyente adulto con experiencia y vivencia de profunda fe.

En comunión con la Iglesia de Valencia

La Iglesia diocesana tiene la responsabilidad sobre todos los hombres de su área territorial y sobre todas las dimensiones humanas que han de ser evangelizadas, pero también es corresponsable, junto con las demás Iglesias, de la evangelización en el mundo entero.

Es una comunidad de fe.

Nace de la proclamación de la palabra de Dios.

En ella se celebra la Eucaristía de todo el pueblo de Dios.

Presidida por el obispo.

Integrada por una porción del pueblo de Dios.

Unida a la Iglesia universal por los vínculos de la fe, la caridad y la comunión con el Papa.

Grupo, arciprestazgo y vicaría

1. Convocar al mayor número de personas.

2. Organizar los grupos, encontrar animadores y formarlos adecuadamente.

3. Posibilitar encuentros entre los grupos.

4. Animar a los grupos y seguir su funcionamiento.

5. Resolver incidencias y problemas.

Parroquia

La parroquia es el lugar donde vivimos el misterio de la Iglesia de Cristo de una forma más completa y cercana.

El párroco y los demás sacerdotes de la parroquia, coordinarán, acompañarán y animarán continuamente el trabajo de los grupos. Además, la misma dinámica que seguimos, nos invitará de vez en cuando a celebraciones, encuentros y otras acciones de índole parroquial.

IV.- ¡Animaos a venir!

¡Lanzaos a la aventura! Las llamadas de Yahvé y las de Jesús siempre son invitaciones a ponerse en marcha, a salir de uno mismo. Ésta es la clave fundamental de todo viaje: el movimiento y el dinamismo. El viaje en sí mismo es una experiencia liberadora y transformadora.

¡Con todo lo que sois! Os proponemos un viaje apasionante lleno de riesgos y obstáculos: un viaje cuyo destino es siempre la identificación con Jesús.

¡Os espera un gran encuentro! Ponerse de viaje requiere una motivación. La primera suele ser la emoción de un encuentro; otra motivación es la inquietud por seguir una huella; o bien escuchar un testimonio; otras veces motiva el haber encontrado una perla que produce una alegría inesperada.

¡Preparad vuestros corazones! En los itinerarios de fe, los comienzos suelen ser entusiasmantes, alegres y gozosos.

¡Os llama el mismo Jesús! La itinerancia surge de una llamada porque toda vocación de seguimiento a Jesús es escuchar el “¡Te quiero!, ¿Quieres?” de Jesús y disponerse con pasión al seguimiento.

VI.- Las jornadas

El Itinerario se compone de treinta y cinco jornadas, distribuidas en cuatro ciclos, que corresponden a cuatro cursos pastorales.

El método que seguirán las reuniónes y los temas correspondientes será el de la “lectio divina”, que es el modo concreto y ordenado de leer religiosamente la Sagrada Escritura que ha ido conformando toda la tradición cristiana desde el monacato antiguo.

Primero escuchamos atentamente lo que Dios quiere decir en el texto leído; después reflexionamos, es decir, intentamos descubrir lo que Dios nos quiere decir a nosotros hoy; en tercer lugar, actualizamos, nos preguntamos qué comportamientos y compromisos nos pide Dios; y, por último, oramos, hablamos a Dios manifestándole nuestros deseos y pidiéndole  las ayudas que necesitamos

VII.- Plano general del viaje

Un elemento esencial y que da identidad a todo itinerario cristiano es el de la gradualidad porque son necesarias unas etapas, hay que dar unos pasos concretos, se necesita tiempo en el proceso de crecimiento y maduración de la fe. Los ciclos, las etapas, las reuniones, los ritos y las celebraciones forman un conjunto orgánico que busca proponer un ritmo adecuado a la comunidad cristiana diocesana.

Ciclos IDRPrimer ciclo (2010-2011) “¡Ojalá escuchéis hoy su voz!” (Sal 95,7)

Dedicado a la convocatoria y puesta en marcha del proceso de renovación. Consta de tres etapas: la convocatoria diocesana, motivación y formación de los grupos; la preparación de los animadores de los grupos; y la iniciación del trabajo en grupos.

Segundo ciclo (2011-2012) “La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros” (Jn 1,14)

Tiene como trasfondo la idea de vocación: “Llamó a los que él quiso”. En efecto, toda la historia de la salvación, desde el inicio mismo de la creación, es contemplada como una llamada al encuentro con Cristo, el modelo, centro y fin del mundo y de la historia humana.

Tercer ciclo (2012-2013) “Para mí la vida es Cristo” (Flp 1,21)

Sigue profundizando en el misterio de Cristo. En el trasfondo resuena la segunda idea expresada por Marcos en su relato de la Vocación de los Doce: “para que estuvieran con él”. Así pues, a la categoría de vocación sigue ahora la de encuentro personal con él.

Cuarto ciclo (2013-2014) “Seréis mis testigos”

Tiene una proyección misionera. Su título sirve de inclusión con el de todo el Itinerario y en el trasfondo aparece la tercera frase del texto de Marcos: “para enviarlos a predicar”. La categoría principal que subyace en este año es, pues, la de misión.

VIII.- La última sorpresa: la gran ascensión

El último secreto de este viaje, el que descubre el sentido y las motivaciones más profundas de nuestro Itinerario, fue explicado magistralmente por el Papa Benedicto XVI ante miles de jóvenes que llenaban la plaza de San Pedro, el Domingo de Ramos de 2010, con ocasión de la XXV Jornada Mundial de la Juventud. En este mensaje descubrimos que el caminar con Jesús es en realidad una ascensión, una subida hacia Dios y hacia la realización definitiva de la humanidad, una escalada. Nuestro Itinerario, nuestro caminar con Jesús, es en realidad una escalada que no podemos acometer solos: necesitamos estar unidos a una cordada en la que el jefe o cabeza, el que va primero, es Jesús.

La Iglesia de Valencia, al proponer este Itinerario, quiere acabar haciéndose eco de este mensaje del Pastor supremo de la Iglesia; un mensaje que proclama de nuevo el núcleo esencial de la identidad cristiana como una llamada esperanzada a los hombres de nuestro tiempo.

Echar a andar con Jesús

Ser cristiano es un camino, o mejor dicho una peregrinación, un caminar con Jesucristo. “Un caminar en la dirección que él nos indicó y nos indica”.

Subir con Jesús

Jesús camina ante nosotros y va hacia lo alto. Él nos conduce hacia lo que es grande, puro. Jesús nos conduce hacia el Amor, hacia Dios

Hacia Jerusalén

Su camino conduce, más allá de la cumbre del Monte del Templo, hasta la altura del mismo Dios: ésta es la gran ascensión para la que a todos nos invita. Él permanece siempre con nosotros aquí en la tierra y siempre ha llegado ya adonde está Dios; nos guía en la tierra y más allá de la tierra.

En comunión con Cristo y la Iglesia

En la amplitud de la ascensión de Jesús se hacen visibles las dimensiones de nuestro seguimiento, la meta a la que él quiere llevarnos: hasta las alturas de Dios, a la comunión con Dios, al estar-con-Dios. Esta es la meta verdadera, y la comunión con Él es el camino.

A través de la Cruz

La Cruz es expresión de lo que el amor significa: sólo quien se pierde a sí mismo se encuentra.

—————————————————————————————————————

Peregrinación PEREGRINACIÓN DIOCESANA A TIERRA SANTA

DEL 23 AL 30 DE AGOSTO DE 2014

Salida en avión desde Valencia.

(Preguntar al párroco para más información)

 

 

 

 

 

 

El domingo 18 tuvimos la Celebración de Entrega de la Cruz con todos los grupos del IDR, y después una merienda festiva.