AVISOS URGENTES
Estamos en el Tiempo Ordinario. Ciclo C.
noviembre 2017
L M X J V S D
     
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
NOTICIAS IMPORTANTES
Estamos renovando la página Web de la Parroquia.

EVANGELIZACIÓN

¿Qué es evangelizar?

 Evangelizar es lo último que Jesús mandó a sus discípulos: “Id por todo el mundo y predicad la Buena Nueva a todos los hombres”. Mucha gente lo ha hecho durante la historia y por ellos nosotros creemos en Jesucristo. Si yo hoy creo es porque otros que han creído antes que yo y han sentido la necesidad de transmitir su experiencia de fe, su experiencia religiosa, incluso sus ritos y símbolos.

 Lo anterior implica que Dios ha querido que los hombres seamos los instrumentos que contribuyan eficazmente a la salvación de otros hombres. Dios nos necesita (porque el quiere, no le gusta la magia) para la salvación de TODOS los hombres.

Hemos resaltado la palabra “todos” porque esa es una de las novedades que incorporó Jesús: “Id por todo el mundo y predicad la Buena Nueva a todos los hombres”; esto es una de las claves de la evangelización: la salvación que Jesús propone al hombre es para todos, sin excepción, no para algunos elegidos.

 La catequesis como educación de la fe

La palabra catequesis viene del verbo griego katechéin, que significa “hacer resonar”. San Pablo en la carta a los Gálatas (6, 6) usa este verbo con el significado de enseñar el contenido de la revelación.

 De esta forma, podríamos decir que la catequesis es un proceso de profundización en el mensaje evangélico para educar la fe.

Profundizar: es conseguir más de lo que se tiene. Por eso, la catequesis no es el primer paso hacia la fe. Se presupone que ya se consiguió con la primera evangelización.

Mensaje evangélico: es la doctrina de Cristo.

Educar: no busca tanto el dar mucha información sobre el mensaje de Cristo como hacer crecer la semilla que Dios depositó en el alma el día del Bautismo

Fe: es aceptar lo que Dios nos propone.

La Fe requiere:

Entendimiento (acto de inteligencia). Pero nunca podemos llegar a abarcar totalmente la grandeza infinita de Dios.

Aceptación (acto de voluntad). Después, la voluntad decide si acepta o no los datos que ha recibido la inteligencia.

Gracia de Dios. Como la voluntad no recibe con total seguridad sobre cuánto le presenta la inteligencia, necesita la ayuda de la gracia para aceptar lo que está más allá sus posibilidades.

xtlibera